Gobierno en línea y democracia electrónica

Apropiación de Tecnologías de la información y comunicación -TIC

Políticas de Tecnologías de la información y comunicación -TIC

Gestión del conocimiento

Está en:

ACTIVIDADES EN CURSO

Novedades

Apoyando Acciones Urgentes con Tecnología

Gráfica alusiva a Apoyando Acciones Urgentes con Tecnología

Marzo 30 de 2017. La tecnología puede promover transformaciones que potencian a las organizaciones y aumentan su impacto. Con las novedades de su Sistema de Información Gerencial, el Fondo de Acción Urgente (FAU) para América Latina, ha impulsado su trabajo, reduciendo sus tiempos de respuesta, aumentando sus capacidades en el manejo de la información y generando reportes gráficos para entender las tendencias y planear sus acciones futuras.

Los Sistemas de Información Gerencial que Colnodo desarrolla responden a unas necesidades cada vez mayores de las organizaciones por administrar su información de forma sencilla, accesible y segura. Según Andrea Rodríguez, coordinadora de proyectos de tecnología en Colnodo, “el SIG es un conjunto de Sistemas de Información que se relacionan e interactúan entre sí para brindar información valiosa, apoyando las operaciones, la administración y la toma de decisiones, con un ciclo de: Datos – Información – Conocimiento – Decisiones”. El desarrollo y la implementación de estas plataformas tecnológicas facilita las labores dentro de las organizaciones sociales pues se aprovechan mejor los beneficios de las TIC; y además, aumenta confianza sobre la seguridad en el manejo de su información y su privacidad, con un cifrado seguro.

Andrea Rodríguez también fue la ingeniera encargada de liderar el proyecto y desde su perspectiva el trabajo suministrado buscaba no solo satisfacer una necesidad, sino también hacer parte del objetivo de FAU, que es apoyar a las activistas y a sus organizaciones de una manera estratégica y oportuna frente a situaciones imprevistas y no planificadas.

El Urgent Action Fund, que traduce al español Fondo de Acción Urgente, es creado después de la conferencia de Beijing como una respuesta a las demandas del movimiento global de mujeres para tener acceso a recursos de una manera rápida y que no estén suscritos a apoyos de mediano o largo plazo; es decir, a otro tipo de proyectos. En el 2009, después de un proceso de regionalización, es lanzado en Bogotá el Fondo de Acción Urgente de América Latina. Según Tatiana Cordero, directora del FAU en la región, “Este es un fondo, que como sus fondos hermanos, tiene un modelo único de financiamiento que es proveer recursos ágiles a las organizaciones de derechos de las mujeres y a las activistas, que les permitan actuar frente a las necesidades del contexto; sobre todo de manera particular hacia la protección de su seguridad y frente a oportunidades para avanzar en los derechos de las mujeres o evitar un retroceso”.

“El sentido mismo de la existencia del Fondo es fortalecer al movimiento de mujeres feministas en la región, a través de estos apoyos para sus acciones políticas o para defender la base de sus derechos”, precisa Tatiana Cordero.

Tatiana Cordero, directora del FAU América Latina
Tatiana Cordero, directora del Fondo de Acción Urgente para América Latina

 

En promedio por año, según Natalia Hernández, coordinadora del Programa de Apoyos de Respuesta Rápida, reciben cerca de 180 solicitudes de unos 17 países de la región, de las cuales se aprueban cerca de 72. Desde 2014, pensaron en tener un Sistema de Información Gerencial (SIG) que les permitiera organizar y mantener en un lugar seguro toda la información de las solicitudes de apoyo que llegaban. “Arrancamos con la idea de tener un sistema muy sencillo, pero cuando hicimos todo el diseño, nos dimos cuenta de las potencialidades que tendría un desarrollo que incluyera además la posibilidad de ser interactivo. Es decir, que varios usuarios y usuarias se conectaran al mismo tiempo con diferentes roles y que desde este sistema pudiéramos manejar distintas entradas y salidas de información.

La expectativa después de la primera fase fue responder a la necesidad de usar el sistema como una herramienta de seguimiento y monitoreo “que nos permitiera además de hacer todo lo que habíamos pensado en una primera fase, también la posibilidad de crear o producir información para el conocimiento: de lo que hacemos como fondo, de lo que estamos trabajando y del tipo de apoyos que estamos entregando”, precisa Natalia Hernández.

El FAU ha hecho varias contribuciones en la región, según su directora, una de las contribuciones vitales ha sido que “nosotras en términos reales podemos apoyar a salvaguardar la integridad física, la vida de las mujeres, o la integridad incluso organizacional, institucional”. Con los Apoyos de Respuesta Rápida, mujeres lideresas, activistas y defensoras, desde sus organizaciones, pueden solicitar recursos para su movilidad, protección y seguridad. Por otro lado, el FAU también ha apoyado sustancialmente a la articulación de las organizaciones frente a temas como la defensa del territorio, y ha buscado evitar los retrocesos o a apoyar las acciones políticas de organizaciones de mujeres que defienden los derechos sexuales y reproductivos que según Cordero, “también están siendo amenazados por el incremento de fuerzas conservadoras en la región”. Adicionalmente, ha producido información que ayuda a las organizaciones a exigir sus derechos y a leer los riesgos más integralmente, a través del programa Activismo Sostenible.

Laura Aristizábal, agente del programa de Apoyos de Respuesta Rápida
Laura Aristizábal, agente del programa de Apoyos de Respuesta Rápida

 

Según Laura Aristizábal, agente del programa de Apoyos de Respuesta Rápida, anteriormente el FAU manejaba una base de datos en el programa MS-Access. Las organizaciones solicitantes enviaban un correo-e con el formato requerido además de unos anexos, que el personal de FAU debía ingresar manualmente a esa base de datos. “Para sacar estadísticas o mirar informes se combinaba trabajo en Access y Excel; ahora es muy diferente, solamente es seleccionar lo que queremos ver a través de la plataforma en línea y no tenemos que irnos al Access, sacar el informe, revisar el Excel, mirar la tabla dinámica; y si la información no estaba, tocaba crear las categorías en otro Excel para lograr obtener las estadísticas”.

Con respecto a seguridad, en el FAU manejan con mucha atención la protección de la intimidad de los casos y las solicitudes. “Se cuida mucho esa información, pero cada vez nos hemos preocupado más porque se aplique toda la seguridad posible, por lo que en esta última fase se encriptaron las páginas.

Tal vez el aporte más significativo para la organización es la disponibilidad de la información en diferentes niveles. Para Laura, “La inmediatez para acceder a la información hace que estando aquí, o al otro lado del mundo, se pueda consultar toda la información o se pueda seguir dando trámite a las solicitudes. Me parece que eso es algo muy valioso. Esa inmediatez también está para las organizaciones solicitantes, porque no tienen que depender de una comunicación directa con nosotras, sino que pueden revisar la plataforma y estar pendientes en cada momento del proceso de forma automática”.

Natalia Hernández, coordinadora del Programa de Apoyos de Respuesta Rápida
Natalia Hernández, coordinadora del Programa de Apoyos de Respuesta Rápida

 

Incluir la tecnología en sus procesos y el importante trabajo que realizan ha visibilizado la plataforma. Actualmente, se ha incrementado el número de solicitudes, al mismo tiempo que se han disminuido los tiempos de gestión. A través del sistema en línea las organizaciones solicitantes pueden tener la certeza de que recibieron sus formularios y también pueden darle seguimiento al estado de esa solicitud.

De acuerdo con Andrea Rodríguez, coordinadora del área de tecnología en Colnodo, “el SIG es un sistema robusto porque cuenta con un repositorio de información donde se almacena cada módulo de contenido; es usable, responsivo y cumple las normas de accesibilidad. Especialmente, permite aumentar la seguridad puesto que toda la información viaja por canales seguros y cifrados”.

Para Natalia, el SIG ha permitido que “se quite la dependencia a una sola persona o a un correo electrónico. Hoy, tenemos en el equipo a distintas usuarias con diferentes permisos de acceso a la información, según las etapas del proceso de aplicación. Y nosotras no requerimos que esté la persona responsable de unos apoyos para saber en qué está el proceso”.

Actualmente, el Fondo de Acción Urgente en América Latina cuenta con un sistema y con funcionalidades que permiten la gestión y visualización de la información de una manera segura, que se actualiza constantemente y con la posibilidad de ser accesible remotamente desde cualquier lugar. El SIG desarrollado por Colnodo, según Natalia, “Es un mecanismo que hoy en día nos permite estar más conectadas entre todas”.

Desde Colnodo, nos alegra poder contribuir al trabajo y al desarrollo social con herramientas que respondan a las necesidades de las organizaciones. Si quiere conocer más de nuestros servicios puede contactarnos a través de la página web www.colnodo.apc.org o llamando a la línea fija en Bogotá al número +57 1 232 42 46.

Autor: Equipo de Comunicaciones

Correo electrónico: info@colnodo.apc.org

Volver

Búscador sencillo de información publicada en el sitio:

Diseñado y Desarrollado por el equipo Colnodo. 1993 - 2016.
Este sitio web utiliza Aplicaciones de Acción para la publicación automática de sus contenidos.
Teléfono +571 2324246 | Móvil +57 315 2585596
Diagonal 40A No 14 75, Código Postal 111311 Bogotá, Colombia | info@colnodo.apc.org
Aviso de Privacidad y Política de Tratamiento de Información